Bienvenidos a nuestro territorio…

El sueño americano… en México!!

67_shelby_mex

Muchos Mustangueros en alguna época de nuestra vida hemos suspirado por el Shelby, los motivos son varios, pues se trata de una autentica leyenda, y el cine y las publicaciones especializadas nos han hecho soñar despiertos más de una vez, pero si un Shelby americano es un auto muy escaso, también hubo una versión mexicana, con la bendición de Mr. Carroll Shelby quien tuvo un socio en México e iniciaron la aventura que sería Shelby de México, acá una breve reseña para los que recién comienzan en esto del Mustang, y ¿Por que no?, también para los que ya están bien curtidos.

Shelby de Mexico, “Nothing runs faster than a scared Mexican Bandit” (“Nada corre tan rápido como un bandido mexicano asustado”) este era el slogan y en cierto modo había algo de razón, actualmente habría algún grupo activista tachando esta frase como xenofóbica y racista, pero recordemos que eran los años 60′s.

ku-medium

El hombre de negocios mexicano, dedicado a asuntos de construcción, Eduardo Velázquez inició sus inquietudes automovilísticas en el año 1965 cuando compró a la fabrica de Shelby un hardtop prototipo, casi con certeza utilizado por el piloto Ken Miles para probar distintos aspectos de las suspensiones y frenos para definir las piezas de producción y modificaciones a adoptar en la construcción del primer Shelby GT 350 en EE.UU.

El coche compitió equipado con un motor 289 especialmente preparado por Lew Spencer en L.A. para Shelby American durante 1965 y 1966 pilotado por el ídolo local Juan Emilio Proal, consiguiendo un triunfo absoluto y varios podios en las pruebas en las que participó.

Inicialmente Velázquez pasó a ser distribuidor exclusivo de piezas con denominación Cobra para todo México, pues en la venta de la marca Cobra a la casa Ford, se estipulaba entre otras cosas que no se podían vender piezas de ese nombre dentro de EE.UU. y en el país vecino Carroll Shelby encontró un buen negocio, dado que se empezaban a ensamblar Mustangs ahí y que los aficionados al nuevo modelo americano empezaban a ser muy numerosos.

Antes de finalizar 1966 Velázquez ya distribuía también piezas Shelby y en 1967 el empresario mexicano y Shelby American habían creado la sociedad “Shelby de Mexico S.A.” fijando su base de operaciones en la ciudad de Nuevo León.

i910252f

Los coches recibían cofres de fibra de vidrio, deflector aerodinámico, nuevas luces traseras, rines “10 spoke” y se potenciaban con motores con colectores de admisión especiales, headers Tri-Y, carburador Holley 715 cfm y otras piezas de origen Shelby como tapas de balancines Cobra y filtro de aire específico, al tiempo que se modificaban las suspensiones para hacerlas más robustas, dado el estado de las carreteras del país, mediante amortiguadores Koni, barra antibalanceo de mayor diámetro, barra “Export” y barra “Montecarlo” entre torres de amortiguadores delanteros y barras de tracción en el eje trasero.

Mientras los modelos 67 y 68 utilizaban el motor 289, a partir del 69 ya sólo se emplearían motores 302. En el modelo 69 la intervención sobre la base del Mustang de fábrica era importante y así además de incorporar todas las piezas Cobra posibles al motor, se añadió un spoiler delantero, deflector trasero, cofre específico con toma de aire tipo Boss 429 y una capilla exterior sobre él, que cubría el tacómetro que se leía sin apenas desviar la mirada, desde el puesto de conducción.

1969ShelbydeMexico-4

1969ShelbydeMexico-3

En la carrocería se crearon unas piezas en fibra de vidrio (rear roof extensions) que unían el final del techo con el deflector aerodinámico trasero, acentuando al tiempo el dinamismo de la carrocería pues lateralmente daba la imagen de un fastback y rematando luego todo el techo con vinilo negro o blanco, muy a la moda de la época.

Como consecuencia de las leyes del país que exigían el 45% de piezas nacionales, el motor pasó a ser el 302 fabricado en la ciudad de Hermosillo, la tapicería era también diferente a la de USA, pues se confeccionaba en México y los ejes traseros eran propios y construidos en Motorola/Dana Corporation de México.

1969ShelbydeMexico-1

Los colores de producción Shelby de México fueron rojo, blanco, negro, oro, verde esmeralda y azul Acapulco.

1969ShelbydeMexico-8

La producción total fue contenida con 169 unidades en 1967, 203 en 1968 y 306 en 1969, ofreciéndose en 1971 modelos específicos como el Shelby Maverick con motor 302 (se construyeron unos 300 ejemplares), Mustang GT 351 (200 unidades) y el Galaxy Continental (750 en 1971 y 1500 en 1972), unidades que se distribuyeron todas ellas a través de la red de concesionarios Ford de México.

Cabe aclarar que la producción no fue ni el 10% de lo que se construyo de la version americana, lo cual hace más escaso y valioso al Shelby mexicano.

Shelby International S.A. finalizó su existencia en México a comienzos de 1974, pues tras el último modelo del 72, el GT 351, las ventas no fueron lo esperado y la producción se basó casi entre el año 71 y el 73 en la transformación de Mustangs coupés en falsos fastbacks.

En el aspecto deportivo hay que señalar como hecho relevante que en 1969 se construyó un único ejemplar para carreras con motor 377 pulgadas cúbicas que se confundía en apariencia externa con un 302  Se utilizó la fibra de vidrio en todo el frontal, aletas delanteras y traseras, cofre, cajuela y puertas para reducir el peso. La estructura antivuelco estaba integrada dentro de la carrocería y unía por debajo los subconjuntos delanteros y traseros. Los frenos disponían de conductos de ventilación exclusivos y toda la bahía del motor se estudió para canalizar el aire exterior que entraba y para la mejor y más rápida salida del aire caliente de los escapes.

1969ShelbydeMexico-7

1969ShelbydeMexico-5

Al coche se le llamó “Libre” y su extraordinario motor en cuya definición intervino Carroll Shelby, recibió por vez primera, dos elaboradas cabezas Gurney-Weslake y carburadores Webber en vez de Holley, proporcionando unos increíbles 450 HP’s.

image026

En la actualidad en México se encuentran al parecer pocos ejemplos de estos Mustang Shelby, uno en la ciudad de México y otro en Monterrey, hace unos años habia uno en venta en Guadalajara, funcionaba y pedía a gritos una buena restauración, ya no tenia los rines originales Shelby, entre otras cosas, pero era un excelente proyecto de restauración para un buen entusiasta.

Hace un par de años había uno en venta por e-bay, que por cierto, se dice que era el que usaba el mismo Velázquez, se encontraba en el estado de nueva york y en condiciones de exhibición.

Para el 71 ya no había razón de seguir con los Shelbys Mexicanos, para levantar el negocio, Eduardo Velásquez (Socio de Carrol Shelby en México), creó versiones del Maverick con un motor 302, solo 300 unidades desde el 70 hasta el 72, que, por cierto, nunca se llamo Maverick Shelby, el esos 2 años también se vendió la versión del Mustang GT 351 que tampoco se considera Shelby por algunos aunque, Shelby de México Expedia un certificado que lo avalaba.

Los GT 351 llamados así popularmente, realmente son GT´s con motor 351 de fabrica y que Shelby de México utilizo como base para crear su GT351 y sacar a flote un poco su negocio que ya estaba quebrando y los Mustang Shelby ya no redituaban, no solo tenía su línea de Mustang Shelby, también le trabajaba a Dodge con el Valiant e hizo su propia versión de equipamiento de lujo de los Galaxies para simular a los Lincoln´s .

La denominación de GT351 si es de Shelby de México y fue copiada mucho por el populacho y a sus GT´s de fabrica del 71 al 73 les dio por decirles GT 351´s, pero la realidad es que en la factura de fabrica no vienen denominado Mustang GT351, sino solo como Mustang equipo GT que es muy diferente.

El Mustang GT de fabrica era (fabricado en la villa) era un Hard top con cofre “Tipo Ram Air” (Sin Ram Air funcional, claro..), seguros de cofre, transmisión std de 4 velocidades, palanca Hurst, motor 351 con carburador de 4 gargantas, y vestiduras de lujo con tacómetro. (De algún modo fue el premio de consolación para México ya que no hubo Mach Ones sino hasta 1973.

1969ShelbydeMexico-2

Los GT351 reales (y al parecer el nombre tomado del Boss 351 americano para simular la versión mexicana) si eran GT’s de fabrica y le modificaba el motor con estética , otro árbol de levas, otro múltiple de aluminio, carburador de mayor capacidad, otros amortiguadores y barras más gruesas, otro escape, cambios estéticos como parrilla, interiores con logos de Shelby y Cobra, otro volante, emblemas, y como comentan la parte trasera es un misterio, y el auto se vendía como un Mustang GT351 de Shelby de México y si tenían la validez de ser Shelby por el respaldo de Carrol Shelby.

m88an79f

Al parecer con el “GT” no podía usar el nombre “Cobra” en ningún vehículo que Shelby produjera, dado que el derecho de la marca pertenecía a Ford, pero eso solo era válido para USA, y fuera de ahí Shelby podía hacer lo que quisiera, pasado 1970 cuando produjo su ultimo Mustang Shelby en la unión americana (realmente 69 que se revendieron como 70´s), México fue una forma de continuar su compañía a través de Shelby de México, que, debido a problemas financieros, desapareció en 1976.

Investigacion: Alejandro Gonzalez

Edicion: Mustang Club Guadalajara.